domingo, febrero 26, 2006

Lo siento, yo no sirvo para eso...

Miraría a través de tus ojos aunque ellos estuviesen cerrados, porque es a tu alma a la veo, y para eso solo necesito pensarte... Escucharía tu voz aunque tus labios permanezcan quietos, porque en el trinar de los pájaros, también están tus palabras... Observaría tu rostro a pesar de estar tan lejos, porque la luna que veo desde mi cama, es la misma que tus ojos contemplan... Sentiría el calor de tu cuerpo, porque acostado sobre el pasto me cubre el sol, tal como tus brazos cuando me regalas un abrazo... Admiraría el aroma de tu piel, aunque estuvieses cubierta de ausencia, porque en cada suspiro, tu aroma entra a mis sentidos... Tocaría la suavidad de tu pelo, a pesar de que lo bañes de olvido, para eso tengo hilos de seda, que me recuerdan su brillo...

Y es que perteneces a mis sueños, anhelos y alegrías... ¿A mi olvido?... Lo siento, yo no sirvo para eso...

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Estadisticas y contadores web gratis
cursos marketing