miércoles, abril 19, 2006

Permítame por un día...

Permítame tomar su mano por esta noche, y verá que el mundo puede ser diferente... Que la Luna sirve para iluminar nustros rostros y así vernos reflejados en los ojos, que las estrellas bañarán su pelo, Dando hasta su brillo por ello... Permítame recorrer su cintura con mi mano, y veamos juntos el amanecer, el Sol comienza a posarse en su pecho, como las aves cuando van al acecho... Permítame abrazarla con fuerza, y liberarla de la pena porque la noche se ha ido, mis abrazos le serán fiel, no como la noche que ya nos abandonó...

El Sol ya está sobre nosotros, y las nubes vienen a hacernos compañía. Permítame cargarla sobre mi espalda y huyamos de ellas, estemos solos por este día, le recuerdo, el mundo lo haré diferente a su vista... No habrán nubes para tapar al Sol, y no permitir ver el brillo de sus ojos... Permítame alimentarla con mi amor, la saciaré con caricias, la refrescaré con arrumacos y de postre le daré un beso... Escondámonos de la tarde que está por llegar, y de la brisa que me puede llevar, porque en sus brazos siento volar, tal como vuelan las semillas tras un viento pasar...

Permítame llevarla al mar, y sentémonos sobre la arena a contemplar, las gaviotas nos mirarán al pasar, y flores de ellas caerán... Ahora deme un abrazo y permítame sus labios besar, así como en el ocaso lo hacen.... El Sol y el Mar.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Estadisticas y contadores web gratis
cursos marketing